Lejanía 20/08

En algunos momentos, las cosas se ponen complicadas. Y luego te das cuenta de la dificultad para que las situaciones puedan pasar sin dejar mella en el ánimo.

Y resulta que quieres poner tierra de por medio. Pero no lo consigues de forma elegante. Tiene que ser radical el cambio y aún no hay motivo para hacerlo así. La injusticia dio pie, pero no fue suficiente.

Parte del problema es que ninguna de las opciones disponibles era la mejor, ni deseable.

Solo se requería un poco de buena voluntad y direccionar el esfuerzo.

Pero ahora, ya a la distancia, solo puedo decir que extrañaré la diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *