Y no importa que se manifieste.

Dicen que si piensas mucho en algo, lo atraes. En realidad, no es simple saber si más que atraerlo has creado las causas para facilitar su manifestación en tu vida. Y entonces no sabes que fue primero.

Pareciera que más bien tiene que ver con elementos que vas reuniendo a lo largo de tu vida y que coadyuvan a un destino, que facilitan la expresión de unas condiciones que de otra forma no podrían reunirse.

Pero en ocasiones te resistes a esas expresiones.

A pesar de haber contribuido enormemente a su refinamiento y manifestación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *